Degeneración Macular Húmeda

Degeneración Macular Húmeda


La degeneración macular húmeda es una enfermedad ocular crónica que provoca visión borrosa o un punto ciego en tu campo visual. Generalmente, se debe a vasos sanguíneos anormales que filtran líquido o sangre en la mácula. La mácula se encuentra en la parte de la retina que es responsable de la visión central.


La degeneración macular húmeda es uno de los dos tipos de degeneración macular relacionada con la edad. El otro tipo (degeneración macular seca) es más frecuente y menos grave. El tipo de degeneración húmeda comienza como el tipo de degeneración seca.


La detección y el tratamiento tempranos de la degeneración macular húmeda pueden ayudar a disminuir la pérdida de visión y, en algunos casos, a recuperar visión.


Síntomas


Por lo general, los síntomas de la degeneración macular húmeda aparecen de repente y empeoran rápidamente. Estos pueden incluir los siguientes:

  • Distorsiones visuales, como líneas rectas que parecen dobladas

  • Reducción de la visión central en uno o ambos ojos

  • Disminución de la intensidad o el brillo de los colores

  • Una mancha borrosa bien definida o un punto ciego en el campo de visión

  • Una nebulosidad generalizada en toda la visión

  • Aparición repentina y agravamiento rápido de los síntomas

Factores de riesgo


Los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir degeneración macular incluyen:

  • Edad. Esta enfermedad es más frecuente en personas mayores de 65 años.

  • Antecedentes familiares. Esta enfermedad tiene un componente hereditario. Los investigadores identificaron varios genes relacionados con la aparición de la enfermedad.

  • Tabaquismo. Fumar cigarrillos o estar expuesto de manera regular al humo del tabaco aumenta el riesgo de tener degeneración macular.

  • Obesidad. Según las investigaciones, la obesidad aumenta las probabilidades de que la degeneración macular temprana o intermedia avance hacia una forma más grave de la enfermedad.

  • Enfermedades cardiovasculares. Si tienes alguna enfermedad que te afecte el corazón y los vasos sanguíneos, es posible que tengas mayor riesgo de sufrir degeneración macular.

Prevención


Las medidas que se presentan a continuación pueden ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar degeneración macular húmeda:

  • Realízate exámenes oculares de rutina.

  • Controla tus otras afecciones médicas.

  • No fumes.

  • Mantén un peso saludable y ejercítate regularmente.

  • Opta por una dieta saludable.

  • Toma determinados suplementos nutricionales.

Fuente: Mayo Clinic

Design by AMSSMedia.com

© 2018 VisionCareCenterPR.com